Panamá aspira a aprobar un presupuesto nacional con equidad de género

La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo. EFE/Archivo

Panamá, 20 may (EFE).- Incluir un presupuesto nacional para la equidad de género es un reto que pretende concretar Panamá a fin de eliminar la exclusión financiera y desigualdades que sufren las mujeres, expresaron este lunes autoridades panameñas.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, indicó que el Gobierno debe tener un compromiso para hacer visible las actuaciones que se hacen en asuntos de genero, con un enfoque que involucre las finanzas del Estado, las empresas privadas y a los organismos multilaterales.

«Para lograr la equidad tenemos que incluir el concepto en las cuentas nacionales, por eso tenemos que hacer que el Ministerio de Economía y Finanzas asigne un presupuesto con el enfoque de género», manifestó De Saint Malo, que participó del traspaso temporal de la Secretaria Técnica del Consejo Nacional por la Paridad de Género a la Fundación Ciudad del Saber.

Sostuvo que es necesario hablar de inclusión financiera, sobre todo para las mujeres rurales e indígenas que sufren aún más los niveles de exclusión.

El traspaso temporal de la secretaria del Consejo de Paridad, iniciativa con el BID para asegurar que la Ciudad del Saber de un acompañamiento técnico, se hizo para que el Gobierno entrante defina quién llevará el liderazgo.

«La equidad es un tema de derechos, justicia y desarrollo, si queremos alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en materia de salud, económica y social necesitamos involucrar el 100 % de la población», reflexionó.

Con la Secretaria Técnica del Consejo Nacional por la Paridad de Género, una alianza público-privada y multilateral, se promoverá el posicionamiento de mujeres, especialmente jóvenes, las desempleadas y aquellas en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

Además del Consejo, Panamá cuenta con la Ley 56 que establece una participación mínima del 30 % de las mujeres en los consejos de administración y las empresas reguladas.

En ese sentido, la presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), Mercedes Eleta de Brenes, expresó que el país debe trabajar en una alianza publico-privada para el desarrollo sostenible, y que está incluya a la sociedad civil para ser un facilitador con las entidades multilaterales.

«El sector privado están entendiendo que son actores claves del desarrollo sostenible, tienen que realizar alianzas, Panamá debe establecer un centro de competitividad internacional para tener unidades ejecutoras», señaló.

Eleta, también expresidenta de Women Corporate Directors (WCD) Capítulo Panamá, resaltó que el tema de mujer y desarrollo económico está totalmente desvinculado.

«Lamentablemente el tema mujer se ha manejado desde el punto de vista de derecho, totalmente divorciado del económico, y tenemos que evolucionar para que las entidades que quieren velar por este tema evolucionen, se fortalezcan y lo incorporen a su agenda», justificó.

Al encuentro también asistió el jefe de la División de Género y Diversidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Andrew Morrison, y el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, Harold Robinson.