La oposición venezolana pide unidad para las presidenciales pero en comicios libres

En la imagen, Henrique Capriles, dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela. EFE/Archivo

Caracas, 11 feb (EFE).- La oposición venezolana expresó hoy de nuevo la necesidad de estar unida para enfrentarse al Gobierno en las presidenciales del próximo 22 de abril, unos comicios para los que todavía no ha decidido como coalición si concurrirá, pero que reclama que sean “libres”.

El dos veces candidato presidencial Henrique Capriles pidió el compromiso de la oposición para evitar que el sistema de Gobierno que dirige Venezuela se extienda otros seis años más si vence el actual presidente, Nicolás Maduro, en abril.

“Venezuela reclama medidas urgentes. La política es precisamente para eso, para ofrecer soluciones al pueblo. Quienes queremos cambio tenemos que trabajar juntos y elegir un rumbo que nos conduzca por el camino hacia el cambio”, sostuvo Capriles en su página web.

Para el exgobernador de Miranda, la oposición tiene que “seguir luchando por unas elecciones verdaderamente libres y democráticas” ya que, añadió, “cualquier otra opción conduciría a nuestra Venezuela a una desgracia de dimensiones aún mayores que las que estamos viviendo”.

El antichavismo se encuentra ante la tesitura de presentarse a unas elecciones convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un organismo que considera fraudulento o no, dejando así campo libre al actual presidente, Nicolás Maduro, para que gobierne seis años más, como establece la Constitución.

Junto con la ANC, el órgano plenipotenciario compuesto solo por chavistas que decretó el 15 de enero que los comicios tendrían que celebrarse antes de mayo, la oposición tampoco reconoce al Consejo Nacional Electoral (CNE), un ente que aseguran que está escorado hacia el Gobierno.

En una encuesta de Twitter en la que recibió casi 60.000 votos, y con la que advirtió que no emitía opinión personal al respecto, la diputada opositora Delsa Solórzano planteó a sus seguidores la opción de presentarse o no a las “elecciones”, palabra que entrecomilló, dijo, porque considera que la convocatoria es un “simulacro electoral”.

El 88 % de los participantes dio una respuesta negativa.

En una serie de tuits, explicó que para ella esto no significa que la gente rechace acudir a las urnas, sino que los votantes “quieren participar en elecciones no en fraudes cantados”, y planteó una estrategia de lucha frente a unas condiciones electorales que considera injustas.

“Hay quienes opinan que se logra eligiendo a un vocero, líder o candidato único que sea la cara visible de esa lucha. Esa podría ser una opción. Pero, por el amor de Dios, que sea UNO (o UNA) sola persona. ¿Quién es? Tenemos que ponernos de acuerdo”, subrayó.

Para la presidenta de la Comisión de política interior del Parlamento, ese candidato “debe tener las condiciones de aglutinar al país y de dar la batalla por condiciones en todos los terrenos, incluso en las calles”.

Por lo tanto, agregó en otro mensaje, hay que “aglutinar las fierezas de la unidad”.

Sin embargo, afirmó que de momento no tiene respuesta a estas dudas y que el debate está “en pleno desarrollo” entre los integrantes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Sobre la decisión opositora de presentarse a las elecciones, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo que el antichavismo tendrá que “demostrar” la “vocación democrática que dice tener” al asegurar que existen “todas las garantías” para el sufragio del 22 de abril.

“Ahora tienen que demostrar realmente si como ellos dicen practican la democracia o, muy por el contrario, lo que tienen es (…) otra vez el plan violento, la zozobra, la angustia para que sea el pueblo de Venezuela el que pague”, sostuvo en una entrevista televisiva.

Para el expresidente del CNE entre 2005 y 2006, “si no participan es que no creen en elecciones”.

“Tú no puedes ser demócrata (…) y participar solamente en las elecciones que crees que puedes ganar y reconocer solo los resultados que te resultan favorecedores”, argumentó.

La MUD fue excluida en enero del proceso de validación de tarjetas electorales ya que el Tribunal Supremo de Justicia estimó que podría llevar a los ciudadanos a una “doble militancia” ilegal, lo que dejó a la oposición, de momento, sin una agrupación política conjunta.

Por ahora, hay varios precandidatos opositores, como el exalcalde de Caracas Claudio Fermín, mientras que el también precandidato y exgobernador Henri Falcón dijo hace unos días que la MUD barajaba como posibles presidenciales al diputado Juan Pablo Guanipa, al también exgobernador Andrés Velásquez y al expresidente del Parlamento Henry Ramos Allup.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion