La CE avisa al futuro Gobierno italiano de que debe cumplir reglas fiscales

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Jyrki Katainen. EFE/Archivo

Bruselas, 15 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) advirtió hoy al futuro Gobierno italiano de que debe cumplir las normas fiscales de la Unión Europea, que fijan límites de déficit y deuda, ante la expectativa de que los partidos euroescépticos Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte pacten próximamente un Ejecutivo conjunto.

“Todas las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento se aplican en todos los Estados miembros y no he oído ninguna señal de que a los Estados miembros o a la Comisión Europea le gustaría otorgar una excepción a ningún Estado miembro”, dijo el vicepresidente de la CE, Jyrki Katainen, preguntado al respecto en una rueda de prensa.

No obstante, Katainen señaló que la Comisión tiene “todas las razones” para creer que el país continuará cumpliendo sus compromisos fiscales en el futuro y que el Ejecutivo comunitario “está deseando cooperar con un Gobierno italiano estable”.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento establece las normas de disciplina fiscal que deben seguir los países de la Unión Europea y fija, entre otras cosas, los niveles de déficit (3 % del PIB) y deuda (60 %) considerados excesivos, así como medidas y sanciones para los países que se desvíen y no hagan lo suficiente por corregirlo.

La posibilidad de que se selle en los próximos días un Gobierno entre el izquierdista Movimiento Cinco Estrellas y la derechista Liga Norte, ambos partidos de corte euroescéptico, en la tercera economía de la eurozona genera inquietud.

Las dos formaciones llevan en sus programas reducciones de impuestos, el establecimiento de una renta mínima y la abolición de la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Matteo Renzi, medidas que podrían inflar los niveles de deuda y déficit del país.

Ambos proponen además relajar las normas fiscales de la UE y la Liga Norte ha planteado incluso abandonar el euro.

Italia tiene el segundo mayor volumen de deuda de la eurozona (131,8 % de su PIB en 2017), sólo superada por Grecia, en tanto que su déficit se sitúa en el 2,3 % tras haberlo reducido progresivamente en los últimos años.