Josep Piqué apuesta por una relación entre España y Latinoamérica más simétrica

En la imagen, exministro español y actual presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Josep Piqué. EFE/Archivo

Quito, 8 nov (EFE).- El exministro español y actual presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Josep Piqué, consideró hoy positivo que la relación comercial entre España y Latinoamérica sea cada vez más equilibrada.

“Es bueno que cada vez sea más simétrica”, manifestó en una entrevista con Efe en Quito en la que dio la “bienvenida a la inversión latinoamericana en España” de la que dijo, “empezamos a tener ya suficientes ejemplos muy positivos”.

Piqué, que tiene previsto dictar en Ecuador dos conferencias, una en la Cámara de Industrias de Quito sobre el contexto económico global desde una perspectiva empresarial, y otra en la Universidad Andina, acerca de los procesos de integración en Europa y América Latina, indicó que la región latinoamericana “sigue siendo la gran prioridad y el mercado natural de España”.

El político también analiza la posibilidad de organizar a través de la fundación que dirige jornadas de divulgación sobre la Alianza del Pacífico, mecanismo de integración comercial integrada por Chile, Colombia, México y el Perú, en la que Ecuador tiene puestos los ojos.

Consideró en ese sentido que España puede trasladar su ejemplo en el proceso de integración comunitaria ya que argumentó, “las dos partes creemos en una democracia representativa, en la economía de libre mercado basada en la iniciativa privada, creemos en el comercio y en las sociedades abiertas, con libertad e igualdad”.

Todos esos elementos, obligan a su juicio, a establecer una alianza estratégica, “sobre todo en los momentos en los que hay un repliegue anglosajón, particularmente de EEUU en su perspectiva multilateral y global, con un retorno evidente a medidas proteccionistas que nosotros no compartimos”.

Piqué apuesta por una vía pragmática para impulsar la integración de los estados que pase por el comercio y las inversiones y recalca que “los procesos de integración, como nos ha pasado en Europa, tienen que ser empujados desde la economía”.

Para ello subrayó la importancia de que se vean involucrados los poderes públicos y afirma que el caso europeo puede ser una buena experiencia de integración para compartir con América Latina.

“Empecemos por la economía, las empresas y a partir de ahí empujemos la política”, sostuvo.

Valoró asimismo como “francamente buenas” las relaciones bilaterales entre España y Ecuador por la “gran cantidad de valores compartidos” en el ámbito de las relaciones empresariales, comerciales y de inversión, en la intensidad de la cooperación y el componente humano.

Así, destacó que Ecuador es el país latinoamericano con mayor número de nacionales en España, medio millón, mientras que 60.000 españoles residen en el país andino.

El excanciller español dijo que con independencia del color político en Ecuador, España siempre ha apoyado a la nación suramericana que prueba de ello es su respaldo a que la Unión Europea elimine el requisito de los visados Schengen para estancias de corta duración a ecuatorianos.

Pronosticó, sin embargo, que esa decisión podría aplazarse hasta después de las elecciones europeas de mayo de 2019, y que “habrá que esperar”, por tanto, a conocer el nuevo mapa político que se conforme en Bruselas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion