Intensifican la investigación sobre el plan para declarar la ley marcial en Corea Sur

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha), se reúne con los altos cargos de su gobierno en la oficina presidencial Cheong Wa Dae en Seúl (Corea del Sur) este 16 de julio. EFE

Seúl, 16 jul (EFE).- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ordenó hoy al ejército entregar toda documentación relacionada con un plan para aplastar las protestas de 2016 y 2017 contra la expresidenta Park Geun-hye que incluso contemplaba declarar la ley marcial.

“El presidente Moon ha ordenado presentar de inmediato todo material, incluido el que se intercambió entre el Ministerio de Defensa y el Comando de Seguridad de Defensa (DSC) relacionado con la documentación sobre la ley marcial propuesta por el DSC”, informó hoy la oficina presidencial surcoreana en un comunicado.

El propio Moon ordenó la semana pasada una investigación independiente del caso después de que una asociación civil presentara un documento que muestra que el Comando de Seguridad de Defensa (DSC) planteó un supuesto para aplastar por la fuerza las protestas e incluso declarar la ley marcial si éstas persistían.

“La investigación sobre este documento de la ley marcial la va a llevar a cabo estrictamente el equipo de investigación especial, pero aparte de eso, es necesario que el presidente como comandante en jefe compruebe lo que realmente sucedió y si esa propuesta condujo a preparativos reales para su ejecución”, añade el comunicado

El documento presentado por la ONG muestra que el DSC propuso que si el constitucional mantenía en su puesto a la conservadora Park (cosa que no sucedió) y las protestas proseguían se decretara primero una ley de emergencia (que ya fue empleada durante las dictaduras para aplastar protestas) e incluso la ley marcial si las manifestaciones continuaban.

Para poder implementar la ley marcial, el DSC consideraba que habría que movilizar en Seúl 200 tanques, 550 vehículos acorazados, 4.800 efectivos armados y 1.400 miembros de la fuerzas especiales.

La orden dada hoy por Moon llega también en un momento marcado por las críticas contra el actual ministro de Defensa, Song Young-moo.

A Song se le acusa de no haber querido hacer público en su momento el mencionado documento para no desmejorar la relación del actual Gobierno liberal con el ejército, figura clave en el actual acercamiento con Corea del Norte.

Song y el Ejecutivo de Moon han insistido en que la decisión del Ministro de no hacer público el documento buscaba “mantener el buen ánimo” para el deshielo con el país vecino y no influir en las elecciones locales y provinciales del pasado 13 de junio.