Gobierno de Guatemala atenderá a 354.000 familias con hambruna por la sequía

El Gobierno de Guatemala comenzará a atender a finales de este mes a 354.000 familias que sufren hambre debido a la seguía prolongada de 2018, informaron este lunes fuentes oficiales. EFE/Archivo

Guatemala, 20 may (EFE).- El Gobierno de Guatemala comenzará a atender a finales de este mes a 354.000 familias que sufren hambre debido a la seguía prolongada de 2018, informaron este lunes fuentes oficiales.

«Estamos listos para atender a los afectados por el hambre estacional por la canícula prolongada del año pasado», anunció en una conferencia de prensa este lunes en el Palacio Nacional de la Cultura el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación guatemalteco, Mario Méndez.

En este sentido, agregó que cada afectado recibirá un cupón de 200 quetzales (unos 26,14 dólares) que pueden canjear por productos de la canasta básica en comercios autorizados que les den factura, algo para lo que el Gobierno destinará 75 millones de quetzales (9,80 millones de dólares) para atender a las familias afectadas por la sequía en 21 de los 22 departamentos que tiene Guatemala.

«Los cupones son intransferibles y los beneficiarios deben presentar su Documento Personal de Identificación y lo podrán cambiar en el comercio de su preferencia», dijo, y añadió que su cartera no cobra por la entrega de los cupones de subvención, por lo que exhortó a las familias a denunciar cualquier anomalía ante el Ministerio Público, la Policía Nacional Civil y las delegaciones de la cartera agrícola.

Méndez también informó de que, según las previsiones del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), este año la sequía puede ser más prolongada que el año pasado, aunque de momento se han registrado lluvias bastante fuertes que han generado la emisión de varias recomendaciones a los agricultores para evitar los riesgos.

Según el funcionario, les han pedido que lleven un registro de los ciclos de lluvia para evitar el impacto en sus cultivos, que no siembren en laderas pronunciadas, que construyan diques para evitar inundaciones y que limpien el agua estancada.

En este sentido, miembros del Sistema Nacional de Extensión Rural (SNER) están dando acompañamiento en el proceso de primera siembra para minimizar el impacto de la canícula que se prevé para 2019.

Méndez dijo que en el municipio de San Carlos Sija, en el departamento occidental de Quetzaltenango, fueron dañadas por las lluvias 50 hectáreas de maíz que perjudicaron a 95 familias.

Sin embargo, expresó que los precios de la canasta básica en Guatemala se mantienen estables, principalmente los de maíz y fríjol, la principal dieta del guatemalteco.