El Grupo de Lima llama al aislamiento internacional del Gobierno de Maduro

XII reunión de cancilleres del Grupo de Lima en Santiago 

Los cancilleres del Grupo de Lima, liderados por el canciller de Chile, Roberto Ampuero (c), se dirigen a los medios este lunes durante la rueda de prensa de la XII reunión de cancilleres del Grupo de Lima, que se celebra en Santiago (Chile). EFE

Santiago de Chile, 15 abr (EFE).- El Grupo de Lima exhortó este lunes a diversos actores de la comunidad internacional a tomar medidas para aislar al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en pos de un «restablecimiento de la democracia» liderado por el jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó.

En este sentido, hizo un llamado especial a colaborar en la transición democrática de Venezuela a China, Cuba, Rusia y Turquía, países a los que el Grupo de Lima criticó «por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro» causa a Latinoamérica.

La ONU, la Corte Penal Internacional (CPI), la Organización de Estados Americanos (OEA), otros mecanismos surgidos para abordar la crisis de venezuela y diversos organismos internacionales fueron llamados en la declaración final surgida tras la XII cumbre de cancilleres del Grupo de Lima, celebrada en Santiago de Chile, a tomar medidas para ayudar a solventar la crisis venezolana.

El objetivo de este llamado es sumar actores en la comunidad internacional para favorecer un «proceso de transición» en Venezuela» en pos del «restablecimiento de la democracia» mediante elecciones «libres, justas y transparentes» que acaben con la «usurpación», que consideran, hace Maduro del poder.

Así, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de ese organismo fueron exhortados a tomar acciones «para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad» en Venezuela y «brindar urgente asistencia humanitaria a la población y a los migrantes» procedentes de ese país.

La fiscal de la CPI fue exhortada a avanzar en el examen preliminar que lleva a cabo para determinar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad por parte del régimen de Maduro.

Además, pidieron a esas organizaciones que reconozcan a los designados por la Asamblea Nacional de Venezuela como los representantes del país suramericano.

En ese sentido, el Grupo de Lima saludó las resoluciones tomadas en esa dirección por el Banco Interamericano de Desarrollo y del Consejo Permanente de la OEA.

El Grupo de Lima llamó a la convergencia con otras entidades internacionales que abordan la crisis venezolana, como el Grupo Internacional de Contacto, en el que participan España y otros siete Estados miembros de la UE además de Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia; o el Mecanismo de Montevideo, integrado por México, Uruguay, Bolivia y el Caricom.

También instó a que se continúen adoptando sanciones en contra del «régimen ilegítimo de Maduro» y exhortó a «poner a exclusiva disposición» de Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por más de 50 países, «los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero».

En un nuevo esfuerzo por aglutinar a todos los países «que respaldan la recuperación democrática» en Venezuela, se acordó convocar en Lima a una «Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela», aún sin fecha definida.

Finalmente, a la OEA le solicitó que en su 49ª Asamblea General, a celebrarse en la ciudad colombiana de Medellín entre los próximos 26 y 28 de junio, se «aborde de manera integral la situación por la que atraviesa Venezuela y que adopte las medidas previstas en el Sistema Interamericano».

El canciller chileno, Robero Ampuero, fue el encargado de leer la declaración del Grupo de Lima, en la que se rechaza «cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela» y reitera su apoyo a un «proceso pacífico de recuperación de la democracia (…) conducido por los propios venezolanos».

Además de Ampuero, en la reunión de este lunes del Grupo de Lima participaron los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estuvieron representados por sus vicecancilleres, José Barahona Herrera y Luis Miguel Hincapié, respectivamente.

Ecuador -que participó como observador-, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía estuvieron representados por embajadores y otras autoridades.

También estuvo en el encuentro Julio Borges, representante diplomático de Guaidó ante el Grupo de Lima.

El Grupo de Lima definió que la próxima cumbre de cancilleres tendrá lugar en Guatemala, en una fecha aún por definir.

Contenido relacionado

Declaración completa del Grupo de Lima tras la XII reunión en Santiago

La XII reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima terminó este lunes en Santiago con la firma de una declaración conjunta por 12 países en la que una pidieron mayor implicación internacional en favor de un «proceso de transición» hacia la democracia en Venezuela.A continuación se transcribe íntegramente la declaración suscrita por los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; de Brasil, Ernesto Araújo; de Canadá, Christya Freeland; de Chile, Roberto Ampuero; de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, de Costa Rica, Manuel Ventura; y de Perú, Néstor Popolizio.Además de ellos, firmaron los vicecancilleres de Honduras, José Barahona; y de Panamá, Luis Miguel Hincapié; así como los embajadores en Chile de Guatemala, Mónica Ventura; y de Paraguay, José Antonio Dos Santos.Asimismo, también suscribió el comunicado el representante del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, ante el Grupo de Lima, Julio Borges.-Declaración del Grupo de Lima1. Venezuela vive una crisis humanitaria, política, económica y moral generada por el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro que constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacionales, con efectos regionales y globales.2. Exhortan al Secretario General de Naciones Unidas, a la Asamblea General y al Consejo de Seguridad a tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad, y brindar urgente asistencia humanitaria a la población y a los migrantes procedentes de Venezuela.3. Consideran que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro ha demostrado no tener voluntad de diálogo y por ello exigen el cese inmediato de la usurpación. Esta es una condición indispensable para el restablecimiento de la democracia y el orden constitucional a través de la celebración de elecciones libres, justas y transparentes, con acompañamiento y observación internacional.4. Reiteran su reconocimiento y respaldo a la Asamblea Nacional de Venezuela y al presidente encargado Juan Guaidó y demandan absoluto respeto por su investidura y competencias constitucionales y la de todos los miembros de la Asamblea Nacional; y hacen responsable personalmente a Nicolás Maduro por la vida, libertad e integridad de ellos y sus familiares.5. Condenan la sistemática violación a los derechos humanos cometidos por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro y demandan la liberación inmediata de los presos políticos y el cese de las prácticas de detención arbitraria, tortura y la acción violenta de los grupos paramilitares. Para dicho fin hacen un llamado al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a dar atención prioritaria a la situación en Venezuela.6. Exhortan a la Fiscal de la Corte Penal Internacional a avanzar en el Examen Preliminar que lleva a cabo dicho organismo para determinar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.7. Exhortan a las Organizaciones Internacionales a avanzar en el reconocimiento de los representantes designados por la Asamblea Nacional de Venezuela como los representantes de la República Bolivariana de Venezuela ante dichas organizaciones. En ese sentido, saludan la decisión del Banco Interamericano de Desarrollo y la Resolución 1124 (2217/19) del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos.8. Exhortan a la comunidad internacional a favorecer el proceso de transición y el restablecimiento de la democracia en Venezuela, especialmente a Rusia, China, Cuba y Turquía por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región.9. Invitan a los Estados que participan del Grupo Internacional de Contacto, socios regionales como México, Uruguay y Bolivia, y otros miembros de la comunidad internacional, a profundizar el proceso de convergencia con el Grupo de Lima, para exigir el cese de la usurpación y la celebración de elecciones libres, justas y transparentes, con acompañamiento y observación internacional.10. Hacen un llamado a la comunidad internacional para que se continúen adoptando sanciones en contra del régimen ilegítimo de Maduro y la exhortan a poner a exclusiva disposición del gobierno interino del Presidente Encargado Juan Guaidó los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero, conforme al ordenamiento jurídico de cada Estado.11. Rechazan cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela, condenan la injerencia extranjera en ese país y demandan el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo en la Constitución venezolana.12. Reiteran su apoyo a un proceso pacífico de recuperación de la democracia y del Estado de derecho en la República Bolivariana de Venezuela, conducido por los propios venezolanos en el marco de la Constitución y el Derecho Internacional, y condenan el uso de la fuerza por parte del régimen ilegítimo de Maduro.13. Acuerdan solicitar a la 49ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, a celebrarse en Medellín, Colombia, que aborde de manera integral la situación por la que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela y que adopte las medidas previstas en el Sistema Interamericano.14. Reconocen la preocupación y rechazo de Colombia a las actividades transnacionales de organizaciones terroristas como el ELN (la guerrilla Ejército de Liberación Nacional) desde territorio venezolano.15. Acuerdan convocar en Lima a una Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela con la participación de todos los Estados que respaldan la recuperación democrática en ese país.16. Resaltan la fructífera participación de la República del Ecuador, en calidad de Observador, en esta reunión del Grupo de Lima.17. Saludan el ofrecimiento de la República de Guatemala de acoger la próxima reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima en fecha por definir.

Piñera pide a Grupo de Lima más unidad con Grupo de Contacto sobre Venezuela

Santiago de Chile, 15 abr (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, sugirió este lunes al Grupo de Lima buscar una mayor unidad con el Grupo de Contacto sobre Venezuela auspiciado por la Unión Europea (UE), aunque rechazó la opción de reabrir el diálogo entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro.

«Creo que es muy importante buscar ampliar este Grupo y buscar más coordinación y más unidad con el Grupo de Contacto. Si hay dos grupos que tienen los mismos objetivos, los mismos principios, unamos fuerzas», dijo Piñera en un desayuno con los cancilleres y autoridades de los países del Grupo de Lima, que este lunes se reunirán en Santiago.

El Grupo de Contacto, en el que participan España y otros siete Estados miembros de la UE además de Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia, ya se ha reunido a nivel ministerial en Montevideo y Quito y ha enviado misiones técnicas a Caracas para hablar de primera mano con todas las partes enfrentadas en la crisis política venezolana.

El presidente chileno recordó que hay «otros grupos» que buscan «el camino del diálogo», una opción que, en su opinión, se ha ejercido en Venezuela durante demasiado tiempo sin obtener resultados.

«Reabrir el diálogo con un dictador es hacerle ganar tiempo y postergar la causa de la recuperación de la libertad, la democracia y los derechos humanos en Venezuela», advirtió.

El Mecanismo de Montevideo, que fue activado en febrero pasado por México, Uruguay y el Caricom y al que posteriormente se unió Bolivia, busca precisamente una solución a la crisis venezolana a través del diálogo y la negociación.

Piñera elogió el trabajo y la presión realizada por el Grupo de Lima, formado por una docena de países latinoamericanos, pero consideró que hay que dar «pasos adicionales» para conseguir resultados tangibles.

«Nuestra sugerencia es hacer todo lo que sea posible para que ingrese la ayuda humanitaria, porque es un tema, literalmente, de vida o muerte para muchos habitantes en Venezuela», señaló.

También instó a fortalecer la presión internacional a nivel diplomático, económico y político para que cada día sea más duro «para la dictadura permanecer en el poder».

«Estoy convencido de que los días del dictador están contados y no son muchos. Hay muchos factores que juegan en esa dirección, en primer lugar la firme voluntad del pueblo venezolano por recuperar su democracia, y la solidaridad internacional es cada día mayor», añadió.

La reunión de este lunes del Grupo de Lima tendrá la participación de los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Chile, Roberto Ampuero; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estarán representados por sus vicecancilleres y Ecuador, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía, por embajadores y otras autoridades.

También estará en el encuentro Julio Borges, representante diplomático ante el Grupo de Lima de Juan Guaidó, jefe del Parlamento venezolano y reconocido por medio centenar de países como presidente encargado. EFE

gs/ns/eat