El FBI devuelve a Colombia 29 piezas precolombinas incautadas a coleccionista

El FBI devuelve a Colombia 29 piezas precolombinas incautadas a coleccionista 

Vista de piezas arqueológicas precolombinas recuperadas por las autoridades de Estados Unidos y entregadas por la subsecretaria adjunta de Estado de los Estados Unidos, Aleisha Woodward, a la ministra de Cultura de Colombia, Carmen Inés Vásquez, hoy, miércoles 10 de octubre de 2018, en Bogotá (Colombia). EFE

Washington, 10 oct (EFEUSA).- Las autoridades entregaron hoy a Colombia 29 objetos de arte precolombino recuperados tras un “chivatazo” que llevó a localizar a un anciano que durante décadas había coleccionado tal cantidad de tesoros arqueológicos que acabó teniendo “su propio pequeño museo”.

“Tenía unos noventa años cuando murió y coleccionó estos objetos a lo largo de su vida. En esencia, tenía su propio pequeño museo”, explicó el agente del FBI Max Marker, responsable de la operación, durante la ceremonia de entrega oficial de los objetos, que tuvo lugar en la embajada de Colombia en Washington.

Las piezas forman parte de una vasta colección de cerca de 1.000 objetos de varias culturas, especialmente, de tribus nativas americanas.

Después de que las 29 nueve piezas, principalmente vasijas, sean trasladadas a Colombia el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) intentará determinar su procedencia exacta.

Marker recordó que la operación comenzó después de que las autoridades recibieran una llamada telefónica que les alertó de la afición ilícita del coleccionista, residente en el estado de Indiana, pero cuya identidad no ha sido divulgada.

Cuando el FBI llamó a su puerta, el anciano no opuso ninguna resistencia y se mostró dispuesto a cooperar en la investigación, pero su fallecimiento posterior está dificultando las labores para determinar el origen de algunos objetos.

Marker subrayó que no se llevará a cabo ninguna investigación criminal debido a la muerte del único sospechoso, ya que descartan que haya más personas involucradas.

“Creemos que iba a yacimientos arqueológicos en persona y se hacía con los objetos”, aclaró el agente.

Esta descripción llevó al embajador colombiano, Francisco Santos, a bromear con la peculiar afición del anciano.

“Este coleccionista era un Indiana Jones moderno (..). Era un viejito de noventa años que tenía un museo y que era su hobby, porque él era comerciante. Su hobby era viajar por el mundo recogiendo estas piezas y robándose literalmente el patrimonio cultural”, señaló Santos.

El embajador agradeció al FBI su trabajo y resaltó la importancia que tiene la recuperación de los objetos para su país: “Muchas gracias por todo el trabajo que han realizado y por recuperar estas piezas arqueológicas que son parte de nuestra herencia, parte de nuestra historia y parte de lo que somos”, concluyó Santos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion