Departamento de Educación de Puerto Rico propone presupuesto de 1.200 millones dólares

La secretaria del Departamento de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher. EFE/Archivo

San Juan, 20 mar (EFEUSA).- La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, está proponiendo un aumento en fondos estatales en el presupuesto de 1.200 millones de dólares de la agencia para el próximo año fiscal 2019-2020, así como un cambio sustancial en la metodología y manejo del mismo.

Según un análisis preparado por el equipo del Departamento, el estado de deterioro que han padecido a través de los años las instalaciones y servicios que presta el sistema educativo tienen su origen mayormente en el limitado presupuesto asignado con relación a las necesidades básicas del sistema y las iniciativas de inversión estratégica que se requieren, informó hoy en un comunicado Educación.

Keleher plantea, indica la nota, que básicamente los problemas con el presupuesto incluyen “una asignación deficiente con respecto a las necesidades básicas, que no está basado en metas estratégicas ni estándares operacionales y que el método en el que se desglosa no permite visibilidad sobre las asignaciones ni el uso de los fondos”.

La secretaria y su equipo trabajaron en un análisis comparado sobre las asignaciones presupuestarias en otras jurisdicciones similares a Puerto Rico, así como la correlación entre la asignación de fondos al sistema educativo con respecto a la asignación de fondos a otros servicios esenciales, como por ejemplo salud y seguridad, entre otros.

“Estudiar y analizar cómo asignan el presupuesto para servicios básicos en otros lugares puede arrojar luz sobre mejores prácticas para hacer nuestro presupuesto a nivel local”, explicó Keleher.

En algunas de las jurisdicciones de referencia se asigna hasta un 20 por ciento del presupuesto consolidado a la inversión para educación, lo que en Puerto Rico supondría una asignación de 5.100 millones de dólares.

“No obstante, la realidad presupuestaria actual es que se recibe la mitad de eso a través de fondos combinados estatales y federales”, agregó.

Asimismo, el análisis realizado por la agencia enfoca en otros métodos que también se utilizan en distintas partes del mundo a la hora de confeccionar el presupuesto de sistemas educativos, como es el caso de la fórmula por alumno, que permite estandarizar las asignaciones.

“La ventaja de incluir esta fórmula como parte del método del cálculo presupuestario es que toma en consideración factores relevantes como nivel de pobreza, limitaciones del lenguaje, si es una escuela rural, especializada y el nivel de los grados, entre otros elementos”, expresó Keleher.

Los datos recopilados por la agencia reflejan que el promedio por estudiante de gastos directos en Estados Unidos es de 12.526 dólares mientras el de la isla sería de 5.250 dólares, a pesar de las necesidades de esta población.

La secretaria propone que a la hora de diseñar el presupuesto es preciso tener en cuenta dos grandes partidas principales. Una sería la partida asignada a cubrir las necesidades básicas, que son todos aquellos servicios indispensables para poder garantizar una operación ágil y eficiente del sistema en función de brindar una oferta de calidad para todos los estudiantes.